Hubo reportes previos sobre derrame petrolero en California

HUNTINGTON BEACH, California.- La Guardia Costera de Estados Unidos recibió reportes de un posible derrame petrolero frente a las costas de California antes de lo que se ha divulgado, revelan documentos.

El servicio incluso le pidió a las autoridades investigar, unas 15 horas antes de que su propio personal confirmó el derrame, según los registros. Los primeros reportes sobre el derrame frente a Huntington Beach fueron recibidos por la Guardia Costera a eso de las 5:30 p.m. del 1 de octubre, según un memorándum del departamento de policía del condado Orange mostrado a The Associated Press. Los textos indican varias llamadas similares, vía un canal de emergencia, de parte de lanchas que regresaban de una feria de acrobacias aéreas en Huntington Beach.

El departamento policial despachó una lancha para indagar, pero se hizo tarde y no había visibilidad, indican los registros. El derrame petrolero finalmente fue confirmado a eso de las 9 a.m. del sábado. La Guardia Costera no comentó de inmediato sobe los documentos, que arrojan dudas sobre la respuesta de esa agencia a un derrame petrolero que causó daños a la flora y fauna marina y obligó a cerrar las playas cercanas.

La concejal Cottie Petrie-Norris, titular de una comisión que investiga el derrame, afirmó que a ella se le informó que el derrame fue reportado la noche del viernes, pero que era de noche y muy oscuro para poder confirmarlo.

“Parece extraño que en estos tiempos, cuando estamos tratando de mandar a un hombre a Marte, no podemos ver un derrame petrolero porque es de noche”, comentó Petrie-Norris.

Miyoko Sakashita, abogada del grupo ambientalista Center for Biological Diversity, aseveró que la Guardia Costera debió haber respondido más rápido.

“Debían haber lanzado una investigación de inmediato y ello pudo haber reducido el tamaño del derrame petrolero”, afirmó Sakashita, cuya organización le ha pedido al gobierno federal cesar la exploración petrolera en plataformas marinas. “Debieron haber combinado toda esa información y deducir que hay algo allí que amerita ser investigado”.

Antes se pensaba que los primeros reportes de un posible derrame vinieron a la Guardia Costera a eso de las 6:13 p.m. del 1 de octubre, de parte de un buque extranjero que reportó haber visto una mancha de 3 kilómetros (2 millas) frente a Huntington Beach. El contraalmirante Brian Penoyer le había dicho antes a la AP que el servicio guardacostas emitió una alerta a los buques de la zona pidiéndoles que confirmen si vieron una mancha aceitosa. Pero la capitana Rebecca Ore, comandante de la unidad de respuesta, aseguró que no se envió tal mensaje.

Funcionarios de la Guardia Costera dicen que tendrían que revisar qué se hizo en ese momento, pero hasta ahora se han negado a responder preguntas sobre ese mensaje. Penoyer aseguró que el servicio no despachó a una lancha a inspeccionar la zona porque era muy oscuro y no tenía en ese momento la tecnología necesaria. Los documentos policiales, sin embargo, indican que la Guardia Costera sí pidió que se enviara una lancha al lugar.

AP

Foto AP