Estados Unidos restablece medida para que migrantes esperen en México

SAN DIEGO, California.- Los migrantes que quieran entrar en Estados Unidos deberán esperar nuevamente en México hasta sus audiencias de inmigración en los tribunales estadounidenses, luego de que el gobierno del presidente Joe Biden anunció con renuencia el jueves que acatará una orden judicial y aceptará las condiciones impuestas por México para restablecer la medida creada durante la presidencia de Donald Trump.

La restitución de la política “Permanecer en México” se produce mientras el gobierno de Biden maniobra para ponerle fin de una forma que sobreviva al escrutinio legal. El presidente Joe Biden desechó la política, pero una demanda entablada por Texas y Missouri le obligó a volver a ponerla en vigor, sujeta a la aceptación de México. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México dijo que, a la luz de las concesiones de Estados Unidos, México permitió el regreso de los migrantes, presumiblemente a partir de la próxima semana, “por razones humanitarias y de manera temporal”.

Las condiciones de México incluyen que los migrantes sean vacunados contra el COVID-19, una mayor protección en las ciudades peligrosas fronterizas del país, un mejor acceso a abogados y una resolución más rápida de los casos. Unos 70.000 solicitantes de asilo han estado sujetos a la norma, la cual fue aprobada por Trump en enero de 2019 y suspendida por Biden en su primer día en el cargo.

Los cruces ilegales en la frontera cayeron bruscamente cuando México, ante la amenaza de Trump de elevar los aranceles a las importaciones, aceptó la expansión de la norma. Los solicitantes de asilo fueron víctimas de violencia en México y enfrentaron obstáculos legales, como la falta de acceso a abogados e información sobre sus casos.

Se tiene previsto que la devolución de los migrantes empiece el lunes en una ciudad fronteriza, pero no se ha informado cuál. Finalmente se hará en siete localidades: San Diego y Calexico en California; Nogales, Arizona, y Brownsville, Eagle Pass, El Paso y Laredo, en Texas.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo el jueves que acataba la orden judicial, pero el secretario Alejandro Mayorkas cree que la medida “tiene defectos endémicos, imponentes costos humanos injustificables, retira recursos y personal de otras asignaciones prioritarias, y no ataca las causas fundamentales de la migración irregular”.

“Profundamente defectuosa”, comentó el jueves la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, cuando describió la política. “Estamos trabajando para implementar la orden de la corte”, dijo.

El doble anuncio se produjo luego de intensas discusiones entre Estados Unidos y México después de que el juez de distrito Matthew Kacsmaryk, de Amarillo, Texas, ordenó que se restableciera la política, sujeta a la participación de México.

AP

Foto AP