Estados Unidos pronto daría acceso a centros de detención de migrantes

WASHINGTON, DC.- La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, no quiso decir cuándo tendrán acceso los medios de comunicación a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza que retienen temporalmente a miles de niños migrantes que buscan vivir en Estados Unidos, pero el domingo aseguró que el gobierno del presidente Joe Biden está comprometido con la transparencia.

“Estamos trabajando para conseguirlo tan pronto como podamos”, declaró la funcionaria. Hasta el jueves, más de 16 mil niños que cruzaron la frontera sur del país sin compañía de un adulto estaban bajo custodia del gobierno, incluidos unos 5 mil en instalaciones ineficientes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Los legisladores republicanos han pedido que el gobierno permita el acceso a las instalaciones a los medios de comunicación, señalando que la política actual está diseñada para evitar que el público “se dé cuenta plenamente” de lo que está sucediendo en la frontera. Los republicanos también responsabilizan al gobierno de Biden por acciones que, señalaron, están provocando que más centroamericanos traten de entrar a Estados Unidos. “No es una crisis, es una completa pérdida de soberanía aquí”, dijo el senador Lindsey Graham.

Graham visitó recientemente la frontera y dijo que vio una instalación diseñada para albergar a 80 niños con unos 1.000 adentro. Pidió que el gobierno rechace a todos los menores no acompañados después de revisarlos para detectar “abusos de tráfico humano”. “Si no lo hacen, tendremos 150 mil al mes para el verano”, señaló Graham el domingo.

Las autoridades estadounidenses reportaron más de 100 mil detenciones de migrantes en la frontera sur en febrero, la mayor cantidad desde una racha de cuatro meses en 2019. Las detenciones han promediado unas 5 mil personas al día durante marzo, que podría ser un aumento de un 50% respecto a febrero si continúa esa tendencia por el resto del mes. Kate Bedingfield, directora de comunicaciones de la Casa Blanca, dijo que el aumento era algo cíclico.

“No son el resultado de una de las políticas del gobierno o de las políticas de otro gobierno. Son el resultado de, por ejemplo, desastres climáticos en la región. Son el resultado de que la gente huye de la pobreza y violencia”, comentó Bedingfield. “Vimos repuntes en 2014. Los vimos en 2019 cuando el gobierno de Trump implementó las que quizás sean las políticas más crueles que se puedan imaginar, la separación de familias para tratar de evitar que la gente viniera, y aún así vinieron”.

AP