Deja al menos 9 muertos emboscada en el centro de Siria

DAMASCO, Siria.- Rebeldes emboscaron el domingo autobuses que transitaban por una carretera en el centro de Siria, en una acción que dejó al menos nueve personas muertas, entre ellas una niña de 13 años, informó la prensa estatal.

La emboscada es la segunda de esta semana contra autobuses que viajan entre zonas bajo control del gobierno y fue atribuida a presuntos rebeldes del grupo Estado Islámico. El miércoles, otro ataque insurgente dejó casi 30 muertos, la mayoría soldados que regresaban de vacaciones a su casa. Se cree que rebeldes del EI estuvieron atrás de esta acción.

La insurgencia del Estado Islámico se ha mantenido activa en la zona desértica en el sur y centro de Siria a pesar de que perdió desde el año pasado el control territorial en el país. Sin facilitar detalles, las autoridades dijeron creer que rebeldes del EI perpetraron el ataque del domingo, en el que también fueron afectados camiones de transporte de combustible.

Los rebeldes emboscaron tres autobuses que transitaban por una carretera en el centro de Siria, mataron a nueve personas e hirieron a cuatro, según el gobernador Tarek Krishani, de la provincia de Hama, en el centro del país.

Krishani dijo a la prensa local que los pasajeros se dirigían a la localidad de Salamiya, en el centro, procedentes del oeste del país, en una caravana de tres autobuses cuando fueron atacados. La caravana incluía vehículos que transportaban petróleo, señaló el gobernador sin abundar en detalles a la TV Al-Ikhbariyah, proestatal. Siete ambulancias llegaron al lugar, dijo el gobernador, quien agregó que el resto de los pasajeros fueron enviados a lugar seguro.

El director de un hospital local señaló que una de las víctimas fatales fue una niña de 13 años, según la televisión estatal siria. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que los agresores, al parecer del EI, atacaron los autobuses que transitaban en la carretera, donde mataron a dos civiles y siete soldados. El ataque dejó 16 heridos, según el observatorio. La discrepancia de las cifras no pudo ser aclarada de momento, aunque la prensa estatal rara vez difunde las bajas militares.

La prensa estatal dijo que el ataque de esta semana estuvo dirigido contra civiles. Pero el observatorio señaló que fue contra soldados de la unidad de élite de la cuarta división del ejército que regresaban a sus casas para pasar las vacaciones.

AP