Naya Rivera pidió ayuda al ahogarse revela autopsia

ESTADOS UNIDOS.- La actriz de Glee Naya Rivera levantó su brazo y pidió ayuda cuando se ahogó accidentalmente, mientras navegaba con su hijo de 4 años en el lago Piru de California. Esto fue lo que reveló el viernes el informe de la autopsia del médico forense del condado de Ventura.

[La salida en bote que le costó la vida a la actriz Naya Rivera: así fueron sus últimas horas y los “intentos de rescate”]

Una vez que su madre le ayudó a subir al bote, el niño notó que ella “levantó su brazo y gritó ‘ayuda’ “, precisó el informe. “La difunta desapareció en el agua”, agregó.

Las autoridades del condado de Ventura señalaron que la actriz de 33 años se ahogó accidentalmente el 8 de julio, después de poner a su niño, Josey Hollis Dorsey, de nuevo en el bote en el lago Piru, ubicado al noroeste de Los Ángeles.

Pero no habían mencionado sus gritos de ayuda. [No hay rastro de la actriz Naya Rivera: la búsqueda inicia su quinto día y se extenderá a cabañas cercanas al lago donde desapareció]

Rivera “sabía nadar bien”, apuntó el informe. El hombre que le alquiló el bote aseguró que ella rechazó un chaleco salvavidas, pero que de todos modos lo puso a bordo.

La actriz de origen puertorriqueño tenía problemas previos de vértigo, una reciente infección de los senos nasales y había consumido una pequeña cantidad de medicamentos prescritos por el médico, pero, según el informe, estos no contribuyeron a su muerte.

Las pruebas toxicológicas también mostraron que tenía en el cuerpo pequeñas cantidades del medicamento contra la ansiedad diazepam, así como del supresor del apetito phentermine. Josey, el hijo de Rivera con su exesposo, el actor Ryan Dorsey, fue encontrado durmiendo y solo en el barco a la deriva esa misma tarde.

Noticieros Telemundo

Foto 20th Century Fox TV