Luis de Alba se libró de pagar millones de dólares gracias a la ayuda de Chabelo y otros artistas

CIUDAD DE MÉXICO.- Luis de Alba volvió a caminar de nueva cuenta; sin embargo, tras el accidente que provocó que se fracturara de nueva cuenta el fémur, estuvo a punto de tener que pagar una deuda de varios miles de dólares; sin embargo, varios amigos le tendieron la mano en un momento clave.

Las facturas que fueron emitidas a su nombre en el hospital donde fue atendido incluyeron su estancia, el tratamiento, así como la colocación de una prótesis que le ayudará a recuperarse de manera más rápida. Este procedimiento es complicado y costoso, debido a que, según su esposa, es la tercera pieza de este tipo que se coloca en el cuerpo del artista.

El actor contó al elenco del programa “Sale el Sol” que se siente bendecido por Dios, debido a que pudo salir adelante, pese a que la lesión que experimentó fue grave.

Las atenciones que le dieron, indicó, permitió que sus huesos soldaran y tuvieran la fortaleza necesaria para resistir su peso, así como los movimientos.

El cómico ha podido dar sus primeros pasos después de la lesión, aunque en los últimos días ha necesitado de la ayuda de fisioterapeutas que le están ayudando a que su cuerpo vuelva a entender la forma en la que debe desplazarse.

Luis de Alba tuvo fuerte caída y su familia pide ayuda económica para cubrir los gastos de su recuperación

Luis no le pidió ayuda a Chabelo, pero este le envió dinero sin pedirle nada a cambio.

Chabelo le echó la mano

La terapia por la cual pasó la estrella de la televisión ha sido costosa, pero dio a conocer que Xavier López, mejor conocido como Chabelo fue uno de los amigos que le dio la mano en el tenso momento.

De acuerdo con el actor, solamente habló con él y no tuvo que pedirle nada para que el conductor le enviara una fuerte suma de dinero que ya le pagó, pero que fue vital para poder pagar el tratamiento.

Por el apoyo del artista y de otros de sus amigos, Luis asegura sentirse en deuda. Agregó que de no haber sido por ellos habría tenido que pagar al menos cuatro millones de dólares.

El buen corazón de sus colegas lo ha inspirado, por lo que ahora tiene el fin de regresarle algo a la sociedad una vez que pueda volver a trabajar y tener un ingreso.

Pienso en que mi obligación inmediata es salir, empezar a trabajar y en cuanto termine de trabajar, me voy a dedicar en parte a ayudar a la gente que se pueda”, dijo.

HERALDO DE MÉXICO

FOTO ESPECIAL