Lea Michele está en shock tras ser señalada de racista

LOS ÁNGELES, California.- Lea Michele está viviendo momentos complicados desde hace una semana, luego de que, al mostrar su repudio al racismo, varios actores de la serie Glee la acusaran precisamente de ser racista y haberles hecho la vida miserable mientras trabajaron juntos.

Las acusaciones han afectado severamente a la actriz, al punto de que ahora está en shock, según contó una amiga de la estrella de televisión.

“Ella ha tenido una verdadera llamada de atención. Nunca es fácil escuchar a la gente hablar de ti de esta manera. Está en shock”, aseguró la fuente al periódico The New York Post .

Otra fuente aseguró que si bien es cierto que Lea Michele siempre ha tenido problemas con su manera de comportarse, es falso que sea racista.

“Lea fue una perra para muchas personas que ahora están aprovechando la oportunidad para hacérselo saber. Puede que no sea la persona más amable, pero no es racista, sexista ni transfóbica. Tiene problemas de comportamiento con los que está lidiando”, aseguró este informante.

“Ella está escuchando todo lo que dicen y quiere disculparse. Sabe que debe rendir cuentas por su comportamiento. Quiere manejar las cosas con responsabilidad. Esperemos que aprenda de sus errores”, añadió a The New York Post.

View this post on Instagram

Getting some extra sleep while I can?

A post shared by Lea Michele (@leamichele) on

Por último, una tercera fuente comentó al diario que Lea Michele sabe que no hay excusas para el comportamiento que tuvo durante las grabaciones de la serie Glee.

 “Quedó conmocionada. Los sets son lugares difíciles, pero no hay excusas para su comportamiento y ella lo sabe”.

Por lo pronto, Lea Michele está recluida en su casa de Los Ángeles al lado de su esposo, Zandy Reich, con quien espera su primer hijo.

El escándalo

Todo empezó el 29 de mayo cuando Lea Michele publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que condenaba el asesinato de George Floyd a manos de un policía blanco.

Una de las primeras personas que reaccionaron a su mensaje fue la actriz Samantha Ware, quien trabajó en la sexta temporada de Glee y aseguró que que fue víctima de ‘micro-agresiones’ con connotaciones raciales a manos de la actriz. “Hiciste mi trabajo un infierno”, la acusó Samantha.

QUIEN