Laura Bozzo asegura que ni muerta se irá de México

CIUDAD DE MÉXICO.- La presentadora peruana de televisión Laura Bozzo aseguró que ni muerta se irá de México luego de señalar que suspenderá su cuenta de Twitter porque, según dijo, fue hackeada.

La conductora peruana fue señalada por la Fiscalía de vender un inmueble embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La Fiscalía solicitó a la Interpol una ficha roja para buscar a Bozzo en más de 190 países.

“He decidido suspender temporalmente mi cuenta por que ha sido jaqueada por dos semanas no voy a estar y espero terminar con esta pesadilla cuanto antes. Ni muerta me iré de México, los amo”, escribió.

Bozzo reaparece en Twitter

Laura Bozzo reapareció en su cuenta de Twitter el martes donde explicó que por problemas de salud y un mal entendido hicieron que no cumpliera con el pago.

En esta red social, Bozzo lamentó no haber cumplido con el adeudo fiscal y aseguró que había entendido que “tenía tres años para hacerlo” y agregó que no podría pagar estando encerrada.

“Si no me presenté es porque por mis problemas de salud avalados por médicos era una sentencia de muerte anticipada”, expresó.

Acusan a Bozzo de delitos fiscales

En agosto, un juez a cargo de la audiencia, y a petición de la Fiscalía General de la Republica (FGR), ordenó prisión preventiva justificada en el Reclusorio de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, para la condutora.

Esto, por cometer un delito fiscal que rebasa los 12 millones de pesos, lo cual provocó que fuera vinculada a proceso con prisión preventiva. Incluso, no logró acreditar ante la autoridad fiscal cuál era su domicilio.

Además de vender indebidamente un inmueble que estaba embargado por el SAT, el cual garantizaba el pago de un adeudo por 13 millones 769 mil pesos.

Este delito fiscal se conoce como depositaria infiel que se castiga con una pena de tres hasta nueve años de cárcel.

Dicho embargo pretendía garantizar el cumplimiento de una deuda por 13 mil 769 millones de pesos (690 mil 750 dólares) y al comercializarlo incurrió en el delito de “depositario infiel” por el que podría ser castigada de tres a nueve años en prisión.

Por medio de sus abogados, Bozzo promovió un amparo con el objetivo de obtener una suspensión provisional que impidiera su captura, argumentando problemas de salud.

Meses atrás, se informó que la conductora, radicada en México desde hace años, había solicitado un acuerdo reparatorio para pagar un adeudo fiscal y evitar con ello su llegada a la cárcel.

Este no es el primer conflicto que Bozzo tiene con el fisco mexicano, puesto que en 2018 fue acusada de evasión fiscal por 17 millones de pesos (853 mil 7 dólares), al no haber pagado varios impuestos.

En aquel entonces, Bozzo aseguró ser “muy bruta para los impuestos” y que se trataba de un problema derivado del mal manejo de algunos de sus contadores.

La conductora conoció la fama en México gracias a su programa “Laura en América” (1998-2008), grabado en su natal Perú, en donde la también abogada atendía casos de violencia familiar, adulterio y adicciones.

LEONOR FLORES Y EFE

FOTO DE ARCHIVO / EL UNIVERSAL