Esposo de Natalia Jiménez exige la custodia de su hija y la llama bipolar

CIUDAD DE MÉXICO.- Natalia Jiménez , ex vocalista de La Quinta Estación, atraviesa por problemas personajes fuertes después de que hace unos días compartió en sus redes sociales que se estaba separando de su esposo y manager Daniel Trueba.

Luego de que ambos se acusaran mutuamente de consumir drogas, calmantes y alcohol, ahora su ex representante también la acusa de ser bipolar, por lo que exige la custodia total de la hija de ambos, Alessandra.

Natalia había dicho que, aunque apenas dio a conocer la noticia, desde abril de 2020 había presentado la demanda de divorcio en Miami y aunque todo apuntaba que su separación iba a ser amigable, las cosas han tomado otro rumbo mucho más complicado.

Natalia pretendía que ambos se hicieran cargo de la manutención de la niña, pues según ella, ambos son capaces de contribuir a los gastos. También había solicitado que hubiera horarios establecidos para visitas, así como el permiso para que Alessandra viajara con ella durante sus giras. Pero Daniel no estuvo de acuerdo con ninguna petición y contraatacó.

De acuerdo con el expediente de divorcio al que pudo acceder el programa Ventaneando, Daniel alegó en el tribunal de lo familiar de Miami que Natalia estuvo 70 por ciento fuera de su casa durante el 2020; además, la acusó de consumir mariguana, alcohol y de tener varios ataques bipolares mientras estuvieron casados, lo que la convierte en una persona inestable.

Alegó también que si Natalia se lleva a su hija a sus giras entonces él tendrá menos tiempo para poder convivir con la niña, con lo que no está de acuerdo. Además, teme que suceda algo a la niña durante los viajes, que generalmente ocurren entre México y España.

Daniel Trueba dijo que desde que se convirtió en manager de Natalia dejó de recibir un sueldo, por lo que solicita que ella le dé la manutención e incluso pague los honorarios de sus abogados pues no tiene con qué solventarlos.

Según consta en la demanda de divorcio, Trueba también exige que todas las visitas de Natalia a la niña sean bajo supervisión de las autoridades.

QUIEN