Amigos despiden a Jaime Garza; recuerdan anécdotas a su lado

CIUDAD DE MÉXICO.- “Jaime era muy intenso para todo, hasta para vivir”, así fue como el actor Rafael Inclán recordó a Jaime Garza, a su llegada la noche de ayer a la funeraria Gayosso de Sullivan, donde fue a darle el último adiós.

El actor explicó que conoció a Jaime Garza cuando coincidieron en una telenovela, “Simplemente María” (1989), y de ahí surgió una gran amistad, en la cual hubo mucha fiesta y se divirtieron mucho.

“Estoy con la tristeza de pérdida de un amigo, un estupendo actor, de un ser humano muy buena onda, muy divertido. Cuando yo me operé fue a verme, ya le habían amputado una pierna, nos reímos bastante, dijimos muchas idioteces, no lo veía mal o grabe, pero eso fue hace como dos años”, dijo Rafael Inclán.

Pocos famosos habían llegado alrededor de las 10 de la noche, al lugar donde se velan los restos de Jaime Francisco Garza Alardín, nombre real del actor que trabajó en 26 telenovelas y obras como “Eqqus” (1974) o “El show de terror de Rocky” (1984), y que perdió la vida el día de ayer por complicaciones de la diabetes.

La primera en llegar fue su hermana Ana Silvia Garza, quien estaba visiblemente afectada y no quiso dar declaraciones, después arribó a la funeraria quien fuera su segunda esposa Rosita Pelayo.

En los obituario del lugar se informaba que el día de hoy el cuerpo de Jaime Garza sería cremado en esa sucursal, pero hasta ese momento no había una hora definida y si habría un servicio religioso.

EL UNIVERSAL