Se contrajo un 11% la economía cubana

LA HABANA, Cuba.- La economía de Cuba se contrajo un 11% en 2020 debido a la pandemia y las sanciones más severas de Washington, dijo el jueves el presidente Miguel Díaz-Canel, que manifestó su disposición a mejorar las relaciones con Estados Unidos.

En una sesión de fin de año de la Asamblea Nacional (Parlamento), Díaz-Canel pronosticó que la economía estatal crecerá entre un 6% y un 7% el próximo año. Horas antes, el ministro de Economía, Alejandro Gil, había dicho que tomaría los dos próximos años recuperarse de la fuerte contracción del actual.

La estimación del Gobierno fue más negativa que la difundida por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que esta semana pronosticó una contracción del 8,5% para Cuba este año, y que se compara con un descenso previsto para la región del 7,7 por ciento. “La COVID-19 nos obligó a modificar todas nuestras estimaciones”, dijo Díaz-Canel, al referirse a un pronóstico inicial de un crecimiento de 1% este año. “No habrá crecimiento, más bien una contracción de alrededor del 11 por ciento. Cae la economía pero no se detiene”, acotó.

Cuba recibió sólo el 55 por ciento de la moneda fuerte que había anticipado para este año, dijo Gil, quien no ofreció datos sobre deuda, comercio o cuenta corriente. Cuba importa más del 50 por ciento de su combustible, alimentos y otros productos. La disminución, que se suma a una caída del 15 por ciento en 2019, ha causado escasez y largas colas para incluso obtener productos básicos como alimentos y medicinas.

El presidente dijo que el país había frustrado “las intenciones más adversas de destruir la Revolución al capitalizar este momento de debilidad económica”. Durante las últimas tres semanas, medios estatales han emitido programas sobre lo que dicen son intentos dirigidos y financiados por Estados Unidos y los cubano-estadounidenses en el exterior para crear disturbios en la isla, como ataques a tiendas estatales.

Díaz-Canel dijo que el país enfrenta su “tarea más compleja” de las últimas décadas, una reforma monetaria con una fuerte devaluación que comenzará en enero para tratar de dinamizar la frágil economía. Más temprano en un informe a los diputados, Gil dijo que una recuperación gradual comenzaría en 2021 basada en la reforma monetaria y un aumento del 50% en el turismo hasta 2,2 millones de viajeros en 2021, sin embargo una cantidad menor a los más de 4 millones de 2019.

Díaz-Canel señaló en su discurso que su gobierno seguía abierto a mejorar las relaciones con Estados Unidos, sin referirse explícitamente al gobierno entrante de Joe Biden, quien ha prometido poner fin a algunas sanciones del mandatario Donald Trump contra Cuba, como las restricciones a los viajes y a las remesas.

Reuters