Dos agentes del ministerio público vinculados a proceso en Ciudad Obregón

Por Omar Rodríguez

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.- A cubrir una sanción económica de 30 mil pesos para el fondo de administración de justicia y una disculpa pública que deberá realizarse en una audiencia ante el juzgado, además de una restricción de no acercarse a las víctimas, familiares y testigos, así como a un año de trabajos comunitarios que consisten en 2 horas de cada sábado realizando un curso de derechos humanos y leer una sentencia de la Suprema Corte en donde se define el término de periodistas, fue la pena impuesta a dos agentes del Ministerio Público de Ciudad Obregón.

Fue un juez federal quien luego de una audiencia que se prolongó por más de 18 horas, tomó la decisión de vincular a proceso a los ministerios públicos del Fuero Común, Carlos N, titular del Sector 1 y Roberto N, titular del Sector 2 de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), con sede en Ciudad Obregón, Sonora, por los delitos contra la administración y procuración de justicia cometidos contra la libertad de expresión de Marco Antonio Duarte y Miguel Valdés.

Lo anterior, debido a que durante la investigación derivada de la denuncia interpuesta en el mes de julio del año 2020 por el director de la Central de Autobuses de esta ciudad, Omar Serna, los periodistas antes mencionados fueron incomunicados de manera ilícita por un espacio mayor a las 17 horas.

Sobre eso, más de 50 datos de prueba fueron presentados ante el juez federal en contra de los funcionarios de la Fiscalía del Estado, por parte de los ministerios públicos de la Fiscalía General de la República (FGR), tras lo que el juez determinó que eran elementos suficientes para acreditar el delito de incomunicación ilegal en contra de los periodistas que se encuentran desde hace varios meses encarcelados.

Cabe mencionar que esa sentencia había sido propuesta por los inculpados ministerios públicos del Estado, al aceptar su responsabilidad penal, situación que dejó inconforme al asesor jurídico y de la Fiscalía Especializada en Delitos cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE), ya que consideraron insuficientes el ofrecimiento y sanción de la defensa para reparar el daño causado por la incomunicación que fue permitida por los funcionarios estatales el pasado 30 y 31 de julio de 2020.

A pesar de que la FEADLE solicitó la separación del cargo de los ministerios públicos estatales imputados, la sanción los hará quedar sin antecedentes penales y podrán continuar despachando desde las oficinas de la Fiscalía General de Justicia del Estado en Ciudad Obregón.