Messi y ‘Kun’ Agüero, una sociedad tardía en Barcelona y que en Argentina nunca explotó

BARCELONA, España.- Leo Messi sigue sin desvelar su futuro deportivo y Sergio Agüero guarda silencio respecto al suyo. Oficialmente solo se supo, hasta hoy, que el ‘Kun’ abandonará al Manchester City después de diez temporadas en las que se convirtió en un héroe indiscutible, máximo anotador en la historia del club con 260 goles y convertido en leyenda… Y encaminando sus pasos hacia el Barcelona.

Pep Guardiola, con una sonrisa, desveló dos noticias después de que el ManCity acabase la Premier League goleando al Everton, con las dos últimas dianas del ‘Kun’ en su equipo. “Tal vez revelo un secreto”, advirtió a BBC. “Quizás Agüero está cerca de ir al club de mi corazón, al Barcelona… Va a jugar con el mejor de todos los tiempos, Messi y estoy bastante seguro que Agüero lo va a disfrutar. Y quizás el Barcelona sea cada vez más fuerte con él en el campo”, explicó el entrenador catalán, insinuando no solo el fichaje del Kun por el Barça… Sino, también, la renovación de Messi por el club azulgrana.

Dando por supuesto que ello ocurriera, que Messi prolongase su contrato y a partir de agosto compartiera la camiseta azulgrana con Agüero, se encontrarían, por fin, siete años después de que el Kun estuviera por primera vez en el radar del Barcelona.

Es conocido que en la primavera de 2014 el entonces Director Deportivo del Barça Andoni Zubizarreta decidió el traspaso del chileno Alexis Sánchez y fue Agüero su primera opción, después de que en 2011 el club no atendiera a la opción de ficharle cuando cambió el Atlético de Madrid por el Manchester City.

Ocurrió que el 11 de mayo de aquel 2014 el City conquistó su segundo título de la Premier League en tres temporadas y que en el equipo que dirigía Manuel Pellegrini Sergio Agüero era tan indiscutible en el campo como intocable para los aficionados, por lo que los dirigentes no se avinieron a negociar su traspaso con el Barça… Que al cabo de dos meses cerraron el fichaje de Luis Suárez.

AMIGOS LEJANOS

Amigos muy estrechos desde una concentración con la selección argentina en 2005, los caminos deportivos de Messi y Agüero solamente coincidieron con la albiceleste. La carrera de Leo siempre transcurrió en el Barcelona mientras Sergio debutó con Independiente, para dar el salto al Atlético de Madrid en 2006 y ser traspasado cinco años después al City, donde ha jugado los últimos diez años.

En estas últimas diez temporadas el ‘Kun’ anotó 260 goles para los citizens al tiempo que Leo marcaba 492 para los culés. Una productividad asociada que, sin duda, debería ofrecer las mejores perspectivas… Si no se tuviera en cuenta que el rendimiento de Agüero con el City se derrumbó la última temporada (apenas 6 goles en 19 partidos), cuando perdió toda su trascendencia en Manchester.

El 22 de junio de 2020 sufrió una rotura del menisco externo de la rodilla izquierda durante un partido frente al Burnley que le obligó a pasar por el quirófano y le mantuvo cuatro meses alejado de los campos. Apenas diez días después de reaparecer padeció una lesión en el muslo que le dejó KO durante un mes y a finales de noviembre volvió a mostrar molestias en la misma rodilla que frenaron su papel en el equipo.

Víctima también del coronavirus, que le apartó de la actividad durante un mes entre enero y febrero, acabó el curso jugando solo 559 minutos repartidos en 12 partidos de Liga (siete como titular y únicamente dos completos) marcando cuatro goles, a los que sumó otros dos en Champions, en 134 minutos repartidos en cinco partidos, solo uno de ellos como titular.

COMPAÑEROS

Mientras Messi ha seguido siendo indiscutible, intocable y trascendente en el equipo azulgrana, Agüero ha pasado el año convertido en un secundario con muy poca presencia en el City, provocando la duda de si su fichaje es el adecuado para un Barça que necesita imperiosamente un futbolista capaz de acompañar a Leo en la capacidad goleadora que dejó Luis Suárez.

¿Dejaría Guardiola marchar como si tal cosa al Kun a un equipo que se entiende rival en Europa si creyera en él? se preguntan algunos alrededor del Camp Nou. Son quienes ponen en duda el acierto del fichaje de un jugador que, consideran, ya dio lo mejor de sí mismo y que aun llegando con la carta de libertad al Camp Nou no dará ese salto de calidad que tanto necesita el equipo culé.

Su estadística conjunta en la selección argentina tampoco provoca euforia precisamente. Campeones en el Mundial sub’20 de 2005 y ganadores de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008, donde junto a Di María, Lavezzi o Riquelme completaron un excelente torneo, Messi y Agüero han coincidido en 77 partidos con la selección absoluta. Y si Messi suma un total de 71 goles (máximo realizador histórico) en 142 partidos mientras Agüero alcanzó los 42 goles en 97 apariciones, sus números no han dado para que, hasta hoy, la albiceleste haya conquistado título alguno.

Ambos han coincidido en tres Mundiales, alcanzando la final en 2014 (en la que Agüero disputó la segunda mitad frente a Alemania) y siendo eliminados en cuartos de final en 2010 por la propia Alemania (sin Agüero) y en los octavos de 2018 por Francia, jugando Agüero la segunda mitad y marcando el postrero e insuficiente 4-3 en tiempo añadido.

No les fue mejor en la Copa América. Subcampeones en 2015 y 2016, se conformaron con la tercera plaza en 2019 y fueron eliminados en los cuartos de final de 2011.

Camino de los 33 años el Kun Agüero, los cumplirá el 2 de junio, y de los 34 Leo Messi, el 24 de junio, todo hace indicar que la próxima temporada compartirán vestuario en el Barcelona y estarán llamados a formar esa dupla tan esperada en Europa durante una década. Habrá que ver si es demasiado tarde… O si ofrecen conjuntamente su mejor papel.

ESPN