Iker Casillas regresa al Real Madrid

MADRID, España.- Iker Casillas, exguardameta y excapitán del Real Madrid y de la selección española, volverá al club como adjunto al director general de la Fundación, informó el club en un comunicado.

Casillas, que se marchó al Oporto en 2015 tras desarrollar toda su carrera como futbolista en el equipo blanco, se vio obligado a retirarse en mayo de 2019 tras sufrir un infarto durante un entrenamiento con el conjunto luso. No obstante, no anunció que colgaba los guantes de forma definitiva hasta el pasado 4 de agosto.

“Para el Real Madrid es un orgullo recibir de vuelta a casa a uno de sus grandes capitanes”, señala el club madrileño en su comunicado, en el que se resalta que el madrileño “es leyenda” del club, “representa los valores” del mismo y “es el mejor portero” de la historia.

El propio Iker Casillas aseguró en un mensaje publicado en sus redes sociales, tras el anuncio del club, que está “orgulloso de volver a casa”. “Afronto este nuevo reto con toda la ilusión y ganas del mundo, gracias por la bienvenida”, apuntó el exportero.

Nacido en Móstoles el 20 de mayo de 1981, fue convocado por primera vez con el primer equipo con tan solo 16 años para un encuentro de la Liga de Campeones en Trondheim contra el Rosenborg noruego, y no debutó en Primera como titular hasta el 12 de septiembre de 1999 en San Mamés ante el Athletic.

En total estuvo en el Real Madrid hasta el final de la campaña 2014/15, cuando pasó al Oporto, en el que militó hasta que aquel 1 de mayo de 2019 un infarto acabó con su carrera.

Con el Real Madrid logró 19 títulos en los 25 años que defendió su camiseta: 3 Ligas de Campeones, 3 Mundiales de Clubes, 2 Supercopas de Europa, 5 Ligas, 2 Copas del Rey y 4 Supercopas de España. Con el Porto logró dos Ligas, una Copa y una Supercopa.

Internacional absoluto en 167 ocasiones, logró, aparte de los títulos en selecciones inferiores (Europeo sub’19 y Mundial sub’20), las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial 2010. Participó en cuatro Mundiales, el último el de Brasil’14, y estuvo en cinco Eurocopas, la última en Francia’16, aunque no jugó ni un minuto, al conceder la titularidad Vicente del Bosque a David de Gea.

Se recuperó del infarto pero no volvió a jugar. En meses pasados anunció que se presentaría a las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol (RFEF), pero el 15 de junio anunció su renuncia a tal pretensión. 

Ahora, más de cuatro años después del 12 de julio de 2015,  día en que anunció la despedida, solo y entre lágrimas, en un acto que él mismo ha llegado a reconocer que no le gustó y que no debería haber sido la despedida para un jugador que llevaba un cuarto de siglo en el club, se anuncia su vuelta a través de la Fundación. Entonces pronunció un “difícil” “hasta pronto”.

EFE