Gattuso y Chucky hacen las paces tras correrlo del entrenamiento

NAPOLES, Italia.- El desencuentro entre el técnico del Napoli, Gennaro Gattuso e Hirving Lozano, quien abandonó el entrenamiento de este lunes después de ser acusado por no poner un esfuerzo suficiente, llegó a su fin, según reporta la radio oficial del Napoli, ya que habrían aclarado el episodio que, este lunes, terminó con el alejamiento del jugador mexicano.

El Napoli realiza ahora en su estadio la puesta a punto con vistas a la Final de Coppa Italia, con Lozano presente, según aporta la misma radio.

El desencuentro se dio el lunes, cuando los jugadores del Napoli se preparaban para la final de la gran final Coppa Italia, que tendrá lugar este miércoles, después de la clasificación gracias a un empate 1-1 en casa ante el Inter de Milán.

El seleccionado mexicano que se unió procedente del PSV Eindhoven la temporada pasada, estuvo en la banca, pero no fue utilizado en los dos partidos de las semifinales contra el Inter.

Ha sido una campaña difícil en Napoli, ya que Allan fue enviado del entrenamiento luego de una situación similar en febrero, según fuentes de ESPN.

Napoli comenzó la campaña como candidato al título dirigido por Carlo Ancelotti. Sin embargo, una sorprendente serie de resultados nacionales, combinados con un motín de jugadores, ya que se negaron a ir a un retiro de entrenamiento, resultaron en el despido de Ancelotti, a pesar de llegar a los octavos de final de la Champions League.

Gattuso fue nombrado en diciembre e inicialmente no se vio una mejora inmediata en el club, con cuatro derrotas de sus primeros cinco partidos. Las cosas mejoraron antes de que la liga se detuviera debido al brote de coronavirus con cinco victorias en seis partidos, incluido un éxito de 2-1 sobre los líderes de la Juventus. Además de estar en la final de la Coppa de Italia, el Napoli aún tiene posibilidades de estar entre los cuatro primeros al estar a nueve puntos del Atalanta, equipo que ha jugado un partido menos.

En la Liga de Campeones, tienen su partido de vuelta de octavos de final contra el Barcelona, el cual empataron 1-1 en el San Paolo.

 

ESPN