Buscará Djokovic su novena corona

MELBOURNE, Australia.- Novak Djokovic es un dueño de un récord perfecto en las semifinales del Abierto de Australia y ofreció una exhibición de tenis sin fisuras para protegerlo.

No le importaba que su rival era Aslan Karatsev, un ruso que aparece en el puesto 114 del ranking y que sorteó la fase previa para debutar en un Grand Slam tras nueve fallidos intentos.

Djokovic apenas cometió un error no forzado en algo más de 50 minutos. Fue parejo durante los primeros siete juegos hasta que Djokovic ganó ocho puntos seguidos para llevarse el set inicial — y otra vez cuando Karatsev decidió arriesgar en el segundo.

Al intuir que el rival de menor jerarquía podría recibir el aliento de los presentes — la arena Rod Laver abrió sus puertas para un bullicioso grupo de espectadores tras cinco días de prohibición debido al confinamiento ordenado por un brote de — Djokovic pisó el acelerador y despachó a su rival con parciales 6-3, 6-4, 6-2.

El astro serbio tiene marca de 9-0 en las semis del primer Grand Slam de la temporada, y está a ley de una victoria de conquistar su novena corona en Australia.

“Mientras más gano, más me gusto volver”, dijo el número uno del mundo. “El idilio continúa”.

Djokovic tendrá libre el viernes cuando Daniil Medvedev (4to cabeza de serie) y Stefanos Tsitsipas (5to), quien viene de ganarle una batalla de cinco sets a Rafael Nadal, se midan en la otra semifinal. Djokovic dijo que preparará unas palomitas de maíz para ver el partido que definirá su rival en la final del domingo.

Dado su exitoso historial en Melbourne, Djokovic debe sentirse muy entusiasta con respecto a otra final. Ya ostenta el récord de títulos del torneo, con ocho. Va por el 18vo en las grandes citas, con lo cual reducirá la brecha que le separa de Roger Federer y Nadal, dueños del récord histórico de 20.

A sus 33 años, Djokovic quiere convertirse en apenas el segundo hombre que gana nueve o más títulos en uno de los cuatro grandes. Nadal es dueño de 13 en Roland Garros. Djokovic, en Australia, y Federer, con ocho en Wimbledon, comparten la segunda plaza.

“La recuperación es la prioridad ahora mismo”, dijo Djokovic. “Ya he tenido un buen rodaje de partidos, suficiente tiempo de práctica”.”Ahora todo es cuestión de reservar la energía necesaria para el partido más importante del Abierto de Australia”, añadió.

AP

MELBOURNE, Australia.- Novak Djokovic es un dueño de un récord perfecto en las semifinales del Abierto de Australia y ofreció una exhibición de tenis sin fisuras para protegerlo.

No le importaba que su rival era Aslan Karatsev, un ruso que aparece en el puesto 114 del ranking y que sorteó la fase previa para debutar en un Grand Slam tras nueve fallidos intentos.

Djokovic apenas cometió un error no forzado en algo más de 50 minutos. Fue parejo durante los primeros siete juegos hasta que Djokovic ganó ocho puntos seguidos para llevarse el set inicial — y otra vez cuando Karatsev decidió arriesgar en el segundo.

Al intuir que el rival de menor jerarquía podría recibir el aliento de los presentes — la arena Rod Laver abrió sus puertas para un bullicioso grupo de espectadores tras cinco días de prohibición debido al confinamiento ordenado por un brote de — Djokovic pisó el acelerador y despachó a su rival con parciales 6-3, 6-4, 6-2.

El astro serbio tiene marca de 9-0 en las semis del primer Grand Slam de la temporada, y está a ley de una victoria de conquistar su novena corona en Australia.

“Mientras más gano, más me gusto volver”, dijo el número uno del mundo. “El idilio continúa”.

Djokovic tendrá libre el viernes cuando Daniil Medvedev (4to cabeza de serie) y Stefanos Tsitsipas (5to), quien viene de ganarle una batalla de cinco sets a Rafael Nadal, se midan en la otra semifinal. Djokovic dijo que preparará unas palomitas de maíz para ver el partido que definirá su rival en la final del domingo.

Dado su exitoso historial en Melbourne, Djokovic debe sentirse muy entusiasta con respecto a otra final. Ya ostenta el récord de títulos del torneo, con ocho. Va por el 18vo en las grandes citas, con lo cual reducirá la brecha que le separa de Roger Federer y Nadal, dueños del récord histórico de 20.

A sus 33 años, Djokovic quiere convertirse en apenas el segundo hombre que gana nueve o más títulos en uno de los cuatro grandes. Nadal es dueño de 13 en Roland Garros. Djokovic, en Australia, y Federer, con ocho en Wimbledon, comparten la segunda plaza.

“La recuperación es la prioridad ahora mismo”, dijo Djokovic. “Ya he tenido un buen rodaje de partidos, suficiente tiempo de práctica”.”Ahora todo es cuestión de reservar la energía necesaria para el partido más importante del Abierto de Australia”, añadió.

AP