A 10 años del juego perfecto no perfecto de Armando Galarraga

ESTADOS UNIDOS.- Si la repetición instantánea hubiese existido en el momento, ahora hablaríamos del décimo aniversario del juego perfecto del venezolano Armando Galarraga en Grandes Ligas.

Si su compatriota Miguel Cabrera no se hubiera metido a fildear una rola en terrenos del segunda base Carlos Guillén –también venezolano–, quizá hoy recordaríamos la hazaña de Galarraga a 10 años de distancia.

Sin embargo, lo único que se puede recordar este 2 de junio de 2020 es el error de marcación que cometió el umpire de primera Jim Joyce en un out que significaba el 27 en fila del partido y que –ante el asombro de todo mundo– marcó quieto para dejar en un juego imperfecto su actuación aquella fecha.

Ese día, Galarraga lanzó por los Detroit Tigers contra los Cleveland Indians en el Comerica Park ante una pobre asistencia de 17,738 aficionados, quienes vieron un electrizante partido que duró apenas 1:44 horas.

El reloj marcaba las 7:07 p.m. en Detroit y Galarraga hizo su primer lanzamiento del juego a Trevor Crowe, quien vio pasar dos bolas, después un strike cantado y tras un foul, elevó al jardinero central Austin Jackson para el primer out.

Fue el primero de 26 outs consecutivos. El venezolano terminó la primera entrada en nueve pitcheos con dos batazos a la inicial, una rola y una línea.

En el segundo episodio hizo 10 lanzamientos, de los cuales sólo uno fue bola. Sacó los outs con rola a las paradas cortas y línea y rola a la intermedia. Tras tomar ventaja con jonrón solitario de Cabrera en el cierre del segundo, otros 10 pitcheos necesitó en el tercero y los outs cayeron con elevado al central y par de rolas al campo corto.

La cuarta entrada fue la primera en que pasó de 10 lanzamientos al sumar 11, con sólo dos bolas y dominar a los rivales con rola a primera base, elevado profundo al central cargado al izquierdo y un ponche sin tirarle a Austin Kearns.

El inicio del quinto inning fue el más complicado al poner al primer bateador, Travis Hafner, en cuenta llena de 3-2 antes de dominarlo en el sexto pitcheo con elevado de foul al izquierdo. Con un pitcheo más sacó el segundo out con rola a sus manos y en tres más, Russell Branyan dio rola que Galarraga desvió al tercera base Brandon Inge –en formación especial colocado en posición de parador en corto– para que, con tiro certero a la inicial, completara el tercer out. Fue la única entrada en que tuvo más bolas (4) que strikes (3).

El sexto episodio lo despachó en ocho pitcheos, pasando una sola bola y sacó los outs por la vía del ponche, elevado al central y línea al derecho.

La séptima entrada fue la de menos trabajo. No pasó ninguna bola en seis lanzamientos, pues retiró los outs con rola a la segunda base, línea al prado central y otra rola a las paradas cortas.

En el octavo inning –el único en que cada bateador en turno vio pasar una bola– trabajó casi el doble del anterior al realizar 11 pitcheos, pero dominó con rola al short stop, ponche y rola a la intermedia.

Detroit tomo ventaja de 3-0 en el cierre del octavo con sencillo remolcador de Magglio Ordóñez y error del jardinero derecho Shin-Soo Choo en el tiro al plato. Todo fue ante el derrotado Roberto Hernández, quien lanzó juego completo.

Galarraga inició el noveno episodio con un susto, cuando Mark Grudzielanek al primer pitcheo, pegó un elevado profundo entre central e izquierdo y Austin Jackson, sobre la carrera hacia la barda, atrapó la bola de espaldas a home en la franja de advertencia para el primer out ante el alarido del público y una sonrisa nerviosa de su lanzador.

Mike Redmond se paró a batear y entregó el segundo out con rola a las paradas cortas en el cuarto lanzamiento que vio, para que los aficionados se pusieran de pie mientras Jason Donald se dirigía a la caja de bateo.

Donald vio pasar el primer strike y se puso en 1-1 al recibir una bola. Al siguiente lanzamiento, sacó una rola en dirección a la izquierda del segunda base Guillén, pero el primera base, Cabrera, la siguió, tomó e hizo un tiro a la izquierda ante la asistencia de Galarraga en primera, quien de todos modos pisó la almohadilla primero, aunque para el umpire Joyce fue al revés y cantó el safe.

Armando Galarraga y el umpire Jim Joyce se encontraron en otro juego el 10 de septiebre de 2010 en Detroit. AP Photo/Duane Burleson

El anotador oficial del partido dio infield hit en la jugada y tras cinco pitcheos más –en los que Donald aprovechó para llegar a tercera en jugada de indiferencia defensiva– el partido acabó cuando Crowe pegó rola a la antesala que Inge tomó en terrenos del paracorto Ramón Santiago.

Al ver su error, al siguiente día, Joyce se disculpó con Galarraga antes del partido. El venezolano fue seleccionado por su manager Jim Leyland para entregar el line up a Joyce, quien en ese partido fue el umpire de home.

El 10 de septiembre de ese año, Galarraga y Joyce se volvieron a encontrar en Detroit, cuando al umpire estuvo detrás del plato en duelo ante los Baltimore Orioles. El venezolano retiró en orden el primer inning y en el segundo le abrieron con par de hits y le anotaron una carrera para encaminarse a salir sin decisión con trabajo de siente entradas.

La repetición instantánea llegó hasta 2014 a Grandes Ligas, por lo que la marcación no pudo ser cambiada y el juego quedó en no perfecto.

ESPN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.