La luna tiene oxígeno para millones de personas

John Grant, profesor de ciencias del suelo en la Universidad de Southern Cross (Australia), publicó este 10 de noviembre en la revista The Conversation un artículo en el que explica que el suelo de la Luna posee enormes reservas de minerales ricos en oxígeno, pese a que su atmósfera carece de este preciado gas en cantidades aptas para sustentar la vida vegetal y animal.

Ese suelo está repleto de minerales como el sílice, el aluminio y óxidos de hierro y magnesio. Todos ellos contienen oxígeno, pero no en una forma gaseosa que pueda acceder a los pulmones. Grant asegura que el proceso de extraer el oxígeno de esos minerales es sencillo, “pero hay un problema: consume mucha energía”.

Para ser sostenible, debería contar con el respaldo de energía solar u otras fuentes de energía disponibles en la Luna”, señala el científico.

El regolito lunar (conjunto de minerales que componen su capa rocosa superior) puede ser separado del oxígeno mediante la electrólisis. En la Tierra, este proceso se usa comúnmente en la fabricación de aluminio: solo se necesita hacer pasar una corriente eléctrica a través de una forma líquida de óxido de aluminio, llamada alúmina, para que esta se separe del oxígeno. En ese caso, subraya Grant, el oxígeno se produce como subproducto, mientras que “en la Luna sería el producto principal y el aluminio (u otro metal) extraído sería un subproducto potencialmente útil”.

Por otro lado, este proceso a gran escala requeriría de un pesado equipo industrial que convierta el óxido de metal sólido a su forma líquida, ya sea aplicando calor o combinándolo con disolventes o electrolitos.

RT

Foto Internet